Noticias y Actualidad

COMUNICACIÓN ASERTIVA

Comunicarnos significa intercambiar mensajes con otra persona o personas, con la intención de conectarnos con ellas y compartir (dar y/o recibir) alguna idea o mensaje. Para ello, es indispensable que esas otras personas escuchen nuestro mensaje. Si nosotros hablamos, pero nadie escucha, no podemos hablar realmente de comunicación.

Pero si vamos a hablar de comunicación, esta debe ser asertiva. La asertividad, es un estilo comunicativo que implica un justo límite donde yo puedo ser yo y pensar, sentir, actuar y exponerme, pero siempre aceptando que el otro también puede hacerlo; es decir, la asertividad no es más que una forma de expresión mediante la cual, se busca el respeto hacia uno mismo y hacia los demás.

Podemos encontrarnos sin perdernos, hacer un nosotros sin desdibujarnos. No se trata que las personas aprendan a hablar duro y decir siempre la verdad. Tampoco se trata de obtener la capacidad de lograr todo lo que uno quiere. Porque la asertividad, además de un estilo comunicativo y unos comportamientos observables, es una actitud; una que empieza por entender que la vida no se acaba en el miedo, y que el amor solo existe donde este último se trasciende. La asertividad empieza por la búsqueda de honestidad y transparencia, un acto de confianza de nosotros mismos en primer lugar. Y de confianza en los otros en segundo lugar. Y hacemos énfasis en ese orden, porque es imposible confiar en alguien cuando se desconfía de sí mismo.

La asertividad es expresar los pensamientos, los sentimientos y la forma de ver el mundo a través de las palabras o gestos, de forma tranquila y apropiada, al mismo tiempo que se quiere conocer los sentimientos y pensamientos del otro para comprenderlo mejor. Practicar la asertividad nos ayudará a expresar nuestras necesidades en la relación de pareja así como entender las de nuestro compañero. Ser asertivos nutrirá nuestra relación permitiéndonos expresar nuestro punto de vista y mejorando nuestra comunicación de pareja.

Recuerda usar términos asertivos en la comunicación, esto creará un clima más agradable (yo pienso, siento, hagamos, quiero, qué piensas, qué te parece, cómo podemos resolver esto, me gustaría…) claro está, eso no te garantiza la ausencia de discusiones y problemas, pero sí facilitará una comprensión y un respeto mutuo que se irá forjando poco a poco.

Recomedaciones para una adecuada comunicación en pareja:

  1. Dedícale tiempo y expresa tu aprecio. Dedica todos los días al menos media hora para hablar con tu pareja (cómo estuvo el día, cómo te has sentido, qué ha pasado…) Además, aprecia ciertas cualidades o acciones. Algo de su aspecto, de su carácter, algo que dice o que hace, lo que sea. Expresar verbalmente o de otra forma lo que apreciamos de nuestra pareja es bueno para ambos, ya que los dos se sentirán importantes.
  2. Cuida el lenguaje no verbal, no solo importa lo que dices, es esencial el cómo lo dices. Mantén el contacto visual, adopta una postura de frente a tu pareja para trasmitir el interés por la comunicación y proximidad física, cuida el volumen y el tono de voz. También, Acepta las muestras de afecto: es posible que tu pareja exprese su aprecio por ti. No dudes de su sinceridad, el hecho de que tú no lo creas, no quiere decir que la otra persona no lo piense.
  3. Sé capaz de decir “no”: Ten en cuenta que la responsabilidad de decir “no” es solamente tuya. Decir “sí” cuando quieres decir “no”, no es sincero y hiere tus sentimientos. Estás en tu derecho de rechazar peticiones sin sentirte culpable o egoísta. Recuerda que no rechazas a la persona, solo a la petición, aunque puede que exista una incomprensión por parte de tu pareja.
  4. Escucha lo que tu pareja tiene que decirte atentamente sin estar pensando en la respuesta que vas a dar, intentando entender cómo se siente y ponerte en su lugar. Además, pide lo que quieres: Un error muy común es esperar que la pareja haga algo sin decírselo en ningún momento. Todos tenemos el derecho de expresar lo que deseamos, pero si no lo hacemos, tenemos que comprender que los demás no tienen por qué adivinarlo, por más tiempo que lleven juntos.
  5. Explica lo que piensas o cómo te sientes: Di claramente lo que piensas o como te sientes de una forma clara, sea positivo o negativo,  pero siempre desde el respeto hacia el otro.  No hay mejor manera de que tu pareja te entienda que mostrando tus emociones. Acumular las emociones, hará que explotemos algún día.
  6. Adopta una actitud resolutiva y no negativa de reproches o victimismo. Céntrate en la solución del problema. Reconoce y valora las conductas gratificantes del otro y házselo saber: A todos nos gusta que nos alaben las cosas que hacemos bien, así podemos saber que hace feliz a la otra persona y repetirlo con más frecuencia.